sábado, 19 de julio de 2008

Setenta y seis.


La jornada se alargó hasta que la luna se situó con toda su redondez en lo más alto del estrellado cielo. Preciosa, cálida, transparente y concurrida noche de luna llena en la playa. Bendita mañana de sábado.

6 comentarios:

Cecilia Alameda Sol dijo...

Tus palabras transmiten sensaciones de sosiego, placidez, delectación.

el ojo con dientes dijo...

¡¡¡Qué bueno que estás de vuelta!!!

Un beso y un abrazo grande

Anónimo dijo...

Mmmm... vaya. Cuánta sugerencia, digo yo. Y aquí es donde te guiño un ojo.
Besos

Arcángel Mirón dijo...

Suena a paraíso.

horabaixa dijo...

Hola Memoria,

Tú también te diste cuenta?

Ayer había una luna de esas que hacen hacer Auuuuuuuuuuuuuu!!!!!!!

Tarántula dijo...

EL sábado me encanta, y sobre todo la mañana, la mañana del domingo me hace pensar en la del lunes y entonces empiezo a estresrame super freak y me estreso.

Me gustó tu blog...