sábado, 12 de julio de 2008

Setenta.

Bombones de chocolate con semillas.

No puedo evitarlo, necesito comer chocolate. El verano pasado me ponía hasta las cejas de helados industriales, pero ahora, que me cuido, me preparo mis propias golosinas. Como estos bombones cuya receta descubrí hace unos días en una revista de las consideradas (muy entrecomilladamente) alternativas porque la mayoría de los temas que tocan son de vida sana y autoayuda. En la cocina creativa ayudan, de eso no me cabe la menor duda.

Se compra un buen chocolate, con un alto porcentaje en cacao, un brick pequeño de nata líquida, un puñadito de semillas de sésamo y otro de semillas de calabaza, una naranja -de la que sólo se utiliza la piel- y un trocito de jengibre fresco. Y ya se puede empezar a preparar.

La piel de la naranja se corta a cuadraditos finos y el jengibre se pela y se trocea también pequeñito. Se tuestan las semillas, sin dejar que se quemen, en una sartén, se pican y se reservan. Se pone al fuego un cazo con la nata líquida, la piel de naranja y el jengibre y, cuando empiece a hervir se incopora el chocolate partido en trozos no demasiado grandes. Se mezcla bien removiendo con una cuchara de madera y se añade una parte de las semillas, reservando el resto para decorar. Se retira del fuego y se deja templar en el mismo recipiente. Cuando esté a una temperatura aceptable, se coloca la mezcla sobre una lámina de papel film (plástico de cocina) y se enrolla formando un cilindro de un tamaño que te guste.

Se deja enfriar en la nevera y, cuando ya está frío, se corta en círculos. Sobre cada uno de ellos se reparten unas cuantas semillas enteras, recién tostadas y todavía calientes. La diferencia de temperatura hará que se queden pegadas a los bombones. Un capricho delicioso. Y artesano. Y, digan lo que digan, sano.

3 comentarios:

Arcángel Mirón dijo...

Qué delicia absoluta. Y tengo hambre, encima. Aquí es el mediodía...

neoGurb dijo...

aaggggllllll.....

En esto sí...

Cecilia Alameda dijo...

¡Ya nos estás incitando a la degustación! Se me hace la boca agua.