martes, 10 de junio de 2008

Cincuenta y cuatro.


"Teléfono del maltratador ¿en qué puedo ayudarte?"

La verdad es que me cuesta imaginarlo. Incluso me cuesta pensar que sirva para algo. Aunque si sólo uno de los que tenían intención de maltratar o acosar descuelga el teléfono, marca el número que se establezca para el servicio y se deja escuchar, supongo que ya habrá valido la pena el enorme esfuerzo que al parecer se está haciendo. Del mismo modo que no puedo imaginar que él (ella) se detenga a llamar, porque eso significa que tenga al menos un instante de lucidez, de reflexión, y eso es algo de lo que los maltratadores y acosadores en general no van sobrados, tampoco tengo una idea clara de a quién puedan poner del otro lado. Psicólogos, médicos, abogados, policías, jueces, religiosos, trabajadores sociales... hombres y mujeres que han de ser muy especiales. Y no sólo porque se trata de un tema muy serio, en el que muchas personas se juegan la vida casi a diario, sino porque hay que ser muy fuerte y estar muy centrado para no dejarse dominar por la náusea y el asco.

6 comentarios:

elshowdefusa dijo...

Es todo mucho más complicado de lo que nos podamos llegar a imaginar. Muchísimo. Tanto, tanto...

Creo que un teléfono para maltratadores es una buena idea. Igual que la víctima tiene momentos de lucidez, el maltratador también. Y siempre que se descuelgue ese teléfono, habrá valido la pena.

Arcángel Mirón dijo...

Coincido con Fusa.

Todos necesitamos ayuda. Todos. Aunque no toda la ayuda es igual, y no todos estamos dispuestos a aceptarla.

Cecilia Alameda dijo...

En esta guerra se necesitan muchos efectivos, especialistas y simples cómplices para ganarle todas las bazas al maltratador. La primera batalla es que la mujer le ponga el título adecuado: maltratador. La segunda que no haya nadie a su lado que le impida pronunciarlo.

violetazul dijo...

Tus últimas frases me parecen las más cercanas a mis pensamientos...
Seguro será buena idea, y esperemos que de resultados.. pero quien se pondrá al otro lado del teléfono que sea capaz de dominar los sentimientos que estas personas provocan???

Isabel dijo...

Yo soy un poco más pesimista,no creo que un maltratador tenga demasiadas dudas ni se quiera reconocer tras un teléfono como tal;al contrario,cada vez tienen más claro que quieren acabar con ella(por razones estadísticas hablo en femenino) en cuanto puedan,física o psicológicamente.
No son personas con las que se pueda razonar...
Aunque quisiera equivocarme...
Un abrazo.

brujaroja dijo...

Aunque no confío en que sirva de gran cosa, creo que es bueno que exista si sirve para evitar aunque solo sea una bofetada o una muerte.
Otra cosa es encontrar profesionales capaces de superar el asco, y empatizar con un personaje así. Y eso sí que es importante, porque cualquier frase mal utilizada, cualquier tono equívoco, puede, me temo, actuar de efecto totalmente contrario-